martes, 26 de mayo de 2015

Ollaje - Abel Maas & Ana Caliyuri


El viernes, a las siete de la tarde, se encontraron en el club de solos y solas y se sentaron a la misma mesa. Ella era una reina, él un desgraciado. Inmediatamente comenzaron a aburrirse.
El sábado a las diez de la mañana tocaron el timbre y él abrió. Era ella, con cuatro valijas, las dos nenas y el ollaje. La miró con perplejidad y atinó a preguntar:
—¿De paseo?
—¿No te acordás lo que hablamos ayer? —respondió ella con angustia.
Él rememoró esa noche y el exceso de cervezas colmó su mente.
—No sé qué pude decirte en el estado en que estaba.
—Nada incómodo, no te preocupes. Me dijiste que no tenías con qué cocinar y acá te traje el ollaje. ¡Que las disfrutes mucho! Me gusta hacer actos de caridad los fines de semana.

Acerca de los autores:
Abel Maas
Ana Caliyuri

No hay comentarios:

Publicar un comentario