jueves, 4 de junio de 2015

¿Accidental o incidental? – Sergio Gaut vel Hartman & Ana María Caillet Bois



Aplastar la cucaracha con una piedra desencadenó unos eventos de naturaleza indescriptible, o que yo no logro describir con propiedad.
—¡Mataste a Samsa! —chilló Marlene, que había estado leyendo La Metamorfosis de Kafka esa misma tarde.
—¿Estás loca? El personaje de Kafka es un escarabajo.
—Escarabajo, cucaracha, ¿qué importa? —insistió ella, cada vez más exaltada—. Lo mataste.
Levanté la piedra con cuidado y le mostré el producto de mi acción: una pasta blancuzca con vetas marrones.
—No es Samsa.
Pero en ese mismo momento, ignoro si como consecuencia de lo anterior o por puro azar, en el patio se materializó el escritor. Flaco, de grandes orejas y mirada triste, señaló la cucaracha muerta y dijo:
—Usted asesinó a Gregor.
Quedamos atónitos, Marlene lloraba, de susto y de emoción. Ver a Kafka ya era un sueño cumplido. En cambio yo, del bochorno, no podía levantar la cabeza. Luego, poco a poco, fui alzándola y me enfrenté a él, al maestro.
—Yo solo aplasté una cucaracha, no me puede cargar con un cadáver, y… solo es un bicho feo y desagradable.
—¿Has dicho desagradable? Si es hasta delicado, el pobre, acostumbrado a la discriminación, esto lo debe tomar como un piropo. Usted se olvida del sufrimiento de Samsa por ser diferente. Desde la metamorfosis no existió más ni para su propia madre.
Marlene tenía los ojos desorbitados mirando el movimiento de la piedra, y confieso que yo también, en especial cuando se levantó Gregor, abrazó a Kafka y salieron caminando muy tranquilos.
—Ya verá, maestro —comentó Samsa—, dominaremos el mundo.

Acerca de los autores:
Ana María Caillet Bois
Sergio Gaut vel Hartman

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada