viernes, 10 de julio de 2015

Transformación – Javier López & Ada Inés Lerner


Faltaba una hora para que se pusiera el sol y en el bosque no se apreciaba nada de particular, aunque un pinsapar ya de por sí sea un lugar extraordinario: los abetos, que existían allí desde el terciario, eran endémicos en aquel reducto. Pero unos ojos poco expertos no verían más que coníferas donde anidaban perdices y otras especies que ni los otros ni yo conocíamos. ¿Sería verdad que al caer la noche allí iba a ocurrir algo que nos cambiaría para siempre?
Maritza permaneció sola, un rato, en el monte de abetos. Dicen que habló con elfos nocturnos, que son los que usan magia entre los muertos vivientes y orcos. Esta raza está en armonía con la naturaleza desde que salvaron al Abeto del Mundo.
Maritza volvió a la ciudad unas semanas después del suicidio de su marido y ya nada fue igual para ninguno de nosotros.

Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada