viernes, 7 de agosto de 2015

Horas extras - Ana Caliyuri & Raquel Sequeiro


Era una noche de otoño, Juan había decidido quedarse unas horas más, trabajando en la oficina. Su jefe no había conseguido que le pagasen horas extras por ello, pero al menos podría tomarse un viernes libre a cambio de los servicios prestados. Ya pasada la medianoche, una tormenta eléctrica se desató sobre la ciudad. Los truenos comenzaron a sonar fuertemente. Apagó las computadoras, tomó su abrigo, llamó al ascensor. Con celeridad se subió a él, apretó el botón de planta baja y luego todo fue quietud, oscuridad y silencio… Saltó tres constelaciones, un muro de hormigón y cuatro dimensiones. Se quedó atrapado entre un viernes y un lunes. Apretó el botón de emergencias.
No podemos atenderle, entre las 4 y las 6 el ascensor no funciona.

Acerca de las autoras:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada