domingo, 20 de septiembre de 2015

Como en el principio y siempre - Lucila Adela Guzmán & Carlos Enrique Saldívar


Sin cable, sin pilas, sin piedra naufragará la humanidad desabastecida. ¿Yo?, yo me olvidé. Sí, olvidé cómo y lo que es peor, ni sé para qué sirve la piedra, ¿para hacer fuego?
¿Quedará alguien que sepa amasar el pan sin tener que googlear las instrucciones? Ah... Ya nadie sabe hacer las cosas como eran en un principio; un principio que hace rato que dejó de ser «y siempre»; todas las abuelas se han desvanecido en lo virtual e hipnotizadas por los píxeles se la pasan jugando al candy crush. Yo me desconecté de Internet hace cinco minutos y ya he comenzado a sentir los achaques. He olvidado tantas cosas, cómo leer un libro, cómo besar a alguien, cómo reír, como llorar. Al menos tengo provisiones para sobrevivir por algún tiempo; comer, beber, excretar, dormir y luego la red.
«Esto el principio del fin», pienso, antes de dejar de pensar.

Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario