miércoles, 14 de octubre de 2015

Despertar en alto – Carlos Enrique Saldivar & Raquel Sequeiro


No me gusta despertar, porque cada vez que lo hago me encuentro flotando a una altura considerable. Cuando me desperezo, puedo tocar las nubes y alguna vez casi me atropella un avión. Lo soluciono dejándome ir, mi cuerpo solito retorna a mi casa, entra por la ventana y se acomoda en mi cama. Siento miedo, tal vez un día podría despertar cayendo en picada hacia el suelo. Esa noche duermo atado, pero de nada ha servido pues he amanecido suspendido entre dos cerros. Dos cerros oscuros y odiosos. Intento quitarme las cuerdas, mis brazos se extienden; nada más puedo hacer que cerrar los ojos, así estoy completammente seguro de estar despierto y que los de Sueños dejarán de venderme los absurdos por tres chelines el resto de mi vida. La agencia de la esquina me promete atropellos sangrientos, empalamientos y otras atrocidades sólo como espectador. Firmo arrriba: La Muerte.

Acerca de los autores:
Raquel Sequeiro
Carlos Enrique Saldivar

No hay comentarios:

Publicar un comentario