domingo, 15 de noviembre de 2015

Corazón de vinilo - Sergio Gaut vel Hartman & Héctor Ranea


Por razones que no entendía, y que no le interesaba detectar, se tragó las cinco pastillas de golpe, empujándolas con un trago de vino, sin esbozar la menor protesta. Las grageas se mantuvieron adheridas por un momento a su garganta y parecieron quedarse a vivir allí, aunque luego pasaron más allá del punto en que se puede toser y expulsar un cuerpo intruso. Asimiló la droga y supo que la sustancia proporcionada por Yugg le cambiaría la vida, pero no en el sentido que quería; una pena.
La tercera pastilla cambió su sexo y el cambio fue placentero. Lo peor fue que no le gustaba más el vino: Yugg era un traidor. Fue a buscar al dealer maldito pero encontró a Hugo del Carril cantándole desde el vinilo: “Late un corazón porque he de verte nuevamente…” y se arrojó a los brazos del recio Hugo sin pensarlo dos veces.

Acerca de los autores:
Sergio Gaut vel Hartman

No hay comentarios:

Publicar un comentario