martes, 3 de noviembre de 2015

El tour del tiempo - Javier López & Héctor Ranea


Estuve con Ann Boleyn en el momento de su último suspiro en forma de chorro de sangre de dos metros de longitud. No me salpicó de suerte, nomás. Algunas cabezas dicen cosas una vez extraídas violentamente de los torsos. La de ella dijo apenas un suspiro en el que podíamos adivinar la palabra Henry, solo porque sabíamos la historia que la había llevado allí. Sin embargo, sus manos ligadas no dijeron nada. Como muchos viajeros del tiempo, lloramos su triste final, pero seguimos viaje. El tour del tiempo no perdona retrasos. El castigo era la guillotina anónima, el retorno imposible.

Acerca de los autores: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada