martes, 26 de enero de 2016

La penumbra y los colores – Javier López & Héctor Ranea


Había llegado a aquella ciudad por asuntos de negocios. Parecía un lugar normal, con calles normales y gente normal, como cualquiera que hubiera visitado antes. Pero por la noche, cuando salí a despejarme y meditar un poco sobre lo que tendría que resolver en unas horas, todo se transformó. Lo que a la luz del sol eran edificios modernos de apartamentos, ahora parecían tenebrosas ruinas de muros semiderruidos y ventanas rotas. Y lo que resultaba más inquietante aún: por las calles sólo paseaban sombras, sin cuerpos que las proyectasen.
Mi intención era robar el banco. Sólo un par de sombras lo custodiaban así que me alcé el dinero sin resistencia. Tomé el auto y seguí mi camino. A la madrugada me detuve en un café de mala muerte a mirar el botín. Grande fue mi sorpresa al ver que sólo eran plumas que en la penumbra parecían dólares.


Acerca de los autores:
Javier López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada