domingo, 6 de marzo de 2016

El día del final - Sergio Gaut vel Hartman & Daniel Alcoba


Esa mañana todo fue distinto, misterioso, perturbador. El silencio absoluto, sumado a la ausencia de movimiento, produjo en mí una sensación peculiar, como una continua caída hacia el fondo de un abismo. Mi atención se iba agudizando a medida que pasaba el tiempo, y cada vez era más preocupante el sólido, denso zumbido de la nada colándose por todas partes. En algún momento pensé en la posibilidad de haber muerto, pero descarté la idea de inmediato; mis sentidos estaban funcionando, solo que no tenían nada que registrar.
Si mis sentidos no registraban ¿podía estar seguro de su funcionamiento?. ¡Compruebo mi existencia por mi voz!, grité. Pero nada hay más sordo, sin eco, que el vacío.
Me rendí a la evidencia: era inmortal; una grande, solitaria memoria del universo memorable (UM), no sensible, que descubrió DieStunden. Carente de sentidos, inmune a ofensa o daño. Y sólo accesible a la intuición.

Acerca de los autores:
Sergio Gaut vel Hartman
Daniel Alcoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario