viernes, 18 de marzo de 2016

Lo malo de compartir un secreto – Carlos Enrique Saldivar & Lucila Adela Guzmán


No soy persona que cuente sus intimidades, pero a las muchachas de mi edad (que no llegamos a los veinte) se nos hace imposible guardarnos para nosotras hechos prodigiosos como el que me sucedió hace unos días. Por eso fui a la casa de Amalia, mi mejor amiga, para contarle lo ocurrido. Por suerte su mamá no estaba y pudimos platicar a solas. Amalia se sorprendió demasiado, y me juró guardar el secreto. El problema es que mi amiga ha dejado de hablarme y cuando nos topamos me mira con miedo y se va corriendo, como si quisiera escapar del mismísimo demonio.
Mi fiel Amalia... ella guardará por siempre mi secreto, un secreto que ahora es nuestro. Por suerte, ella no solo dejó de hablarme a mí, también dejó de hablarle al mundo. Mi secreto ha ocupado todo su ser y ya no puede más que pensar en él.

Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada